Connect with us

Salud

Vuelve de Estambul con pelo de polla injertado en la cabeza pero asegura “estar muy feliz”

Publicado

el

Compartir

Un hombre de Jaén se ha convertido sin quererlo en el primer español que ha caído en la famosa estafa de una empresa de micro injerto capilar de polla en Turquía. Dicha sociedad, alojada en Estambul, lleva varios meses siendo investigada por la Interpol después de que centenares de turistas Británicos, Alemanes, y Portugueses, denunciaran haber sido engañados con una suculenta oferta que ofrecía 7 días en Estambul todo incluido, y 3 sesiones de micro injerto capilar de regalo, que acabaría siendo bello púbico.

Lo que no sabían los clientes era que el pelo que iban a recibir en sus azoteas iba a ser de la zona genital de cualquier turco regordete. Morenito, cortito, pero rizado, “con una textura rugosita y desagradable para la mayoría de humanos”, explicaba uno de los afectados en 2017. 

Todos ellos se dieron cuenta de la faena ya en sus respectivas ciudades. De hecho hace escasos 30 días se proporcionó un teléfono de ayuda a los afectados para facilitar el tramite de sus denuncias contra dicha empresa y sumarse a otra colectiva.

Pero no es el caso de Eustaquio Borbalán, quien asegura “estar muy feliz” siendo un pelo polla. “Ahora por lo menos la gente me mira y se ríen conmigo. Muchos me paran por la calle para pedirme un selfie. Estoy en una nube”. Además, Borbalán afirma que los 3.500 euros invertidos “han sido los mejores gastados” en su vida. “Me gustaría conocer en persona al hombre que tuvo estos pelos pegados a sus huevos, me lo imagino alto, guapo y muy moreno”. Es por esta felicidad alcanzada y bienestar absoluto por lo que Eustaquio Borbalán no va a demandar a la empresa que le ha “devuelto a la vida”.

En cambio, la empresa acusada de injertar bello púbico a sus pacientes sigue sin pronunciarse al respecto, y siguen anunciándose en varias agencias europeas en busca de nuevas calvas que sembrar a pesar de estar siendo investigada por los inspectores de la Interpol. Poco a poco, pelo a pelo.

Compartir
Patrocinador
2 Comentarios

2 Comments

  1. Mermado

    11 abril, 2018 at 9:35 am

    Vello, no bello.

  2. Usuario

    11 abril, 2018 at 7:59 pm

    Esto es la mentira más grande que he leído en tiempo, el pelo injertado es el pelo del propio paciente de la zona donante que es la parte inferior de la cabeza por detrás. Y no el pelo de otra persona en ningún caso.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia