Connect with us

Sucesos

Una joven es detenida por amputar los pies a su novio “porque le olían mal”

Publicado

el

Pablo García Faliato, de 24 años y residente en Alcorcón, ha sido ingresado de urgencia en estado critico después de que su novia le amputase los pies con un hacha. En estos momentos no se teme por la vida del muchacho, como así ha asegurado esta mañana el director del hospital Universitario de Alcorcón después del primer informe. El cuadro medico ha informado a los familiares que estima en 30 días el tiempo que Pablo tardará en recibir el alta.

Al parecer y según varios testigos, eran las 06:30 de la mañana cuando comenzaron a escucharse gritos en la vivienda de la pareja. Por lo que avisaron a las autoridades de un posible caso de violencia de género. Rápidamente varios efectivos de la guardia civil llegaron al edificio y accedieron al domicilio donde se encontraron con la escena del crimen, un joven envuelto en sabanas sangrientas quejándose de que su novia le acababa de amputar los pies. Segundos después apareció la ambulancia para llevarse a Pablo de camino al hospital mientras su novia Andrea era detenida y trasladada a dependencias policiales.

Fue un “accidente”

Una vez en comisaría, Andrea, de 21 años, confesó a los agentes que se le fue la cabeza por culpa del fuerte olor que desprendían los pinreles de su novio. “Siempre le huelen que apestan pero lo de hoy es que no era ni medio normal, encima se ducha poco el muy guarro”, declaró en primera instancia. La joven recreó junto a su abogado el momento del “accidente” como ellos lo catalogan, y colaboró en todo momento con las autoridades para no entorpecer la investigación.

Andrea le hizo dos torniquetes después de amputarle los pies

Con dos cortes limpios justo a la altura donde termina el peroné, el pobre Pablo nunca mas podrá caminar si no es con ayuda de prótesis. Pero el doctor y director del hospital, S.S.F, también ha querido recalcar que de no haber sido por los torniquetes con los que llegó al hospital ahora mismo se estaría hablando de una víctima mortal. Unos torniquetes salvavidas que según fuentes policiales los hizo la propia agresora en un momento de remordimiento y desconcierto de no saber que hacer.

Andrea y su abogado solicitan una indemnización

El abogado de Andrea solicita la absolución total alegando que su cliente se encontraba en un estado de enajenación mental producida por el fuerte e insoportable olor que desprendían sus extremidades inferiores. De hecho se plantean pedir una indemnización a la víctima por el daño causado en las fosas nasales durante el tiempo de relación y de haberla obligado a cometer unos actos sangrientos que seguramente le acompañen en su mente hasta el final de sus días.

Patrocinador
¡Coméntanos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =

Tendencia