Connect with us

Relatos

Un anciano pide en el testamento que lo entierren junto a su muñeca hinchable lejos de su difunta esposa

Publicado

el


Muchos son los hogares que cuentan con estas bonitas muñequitas con un visible orificio entre sus partes que satisface a una gran parte de personas de la tercera edad. Tal está siendo su repercusión en la sociedad, que el pasado jueves 12 de Abril, un anciano de Jaén que sufrió un ataque al corazón y desafortunadamente murió en el instante, quiso dejar claro en su testamento que su último deseo era estar enterrado junto a su muñeca hinchable.

La familia ha manifestado abiertamente su indignación a las últimas pretensiones del abuela, quien prefirió estar enterrado cerca de su muñeca hinchable a estarlo junto a su difunta esposa, fallecida en 2004 por una sobredosis de Sintrom. Sin embargo, a pesar de la discrepancia con dicho deseo y el hombre será enterrado junto a su muñeca cachonda. Comprada como no, en Aliexpress.


Algunos compañeros del fallecido, que solían reunirse en el local a echar la partida de Mus, confesaron que desde la adquisición de la muñeca, dejó de acudir a las continuas partidas de cartas que se celebraban cada martes y jueves, algo que realmente les extrañó, teniendo en cuenta su gran pasión a este juego. No obstante, intuían que “se había picado en ordeñar el pepino y no había quien lo sacara de casa”.

Por lo visto, el anciano había recuperado su vida sexual y no había quien lo separara de la muñeca. A fin de cuentas, el maniquí ha sido quien ha aguantado las últimas investidas de este pobre anciano durante su vejez, por lo que es normal que el hombre le tuviera aprecio. Sus deseos sean ordenes.

Patrocinador
¡Coméntanos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =

Tendencia