Connect with us

Relatos

“Regalé a mi novia un aumento de pecho y 30 días después me abandonó”

Publicado

el

Resulta que el pasado 23 de marzo del 2018, después de haber sudado como un negrito con la intención de ahorrar 4000 miserables euros para complacer a mi novia con el tan ansiado aumento de pecho, llega la sinvergüenza y me deja sin más, como te quedas!! Pues yo obviamente como un lerdo.

La historia comenzó varios meses atrás. Mi novia y yo paseábamos disfrutando de una bonita tarde cuando de repente una bella mujer con unas bonitas lelas se cruzó al paso, y sin querer queriendo una pequeña miradita se me escapó, a lo que mi novia reacciono “neneee esto que es!! Ah vale como resulta que las mías no son muy grandes…” pues bien, ahí quedo la cosa. Hasta que un mes después me encuentro a mi churri bastante decaída y tristemente me comenta que necesita un cambio, que ya no se siente deseada y menos por mí, lo que negué rotundamente porque para mí era preciosa con sus pequeños pechitos, pero vamos, que yo ya sabía por dónde iban los tiros.

Va pasando la semana y la indirectas son más que claras y con bastante filo, así que viendo que no cesan a la vez que su estado de ánimo disminuye hasta estrellarse contra el suelo no me queda otra que darle una bonita sorpresa, la decisión estaba hecha. Cariño, toma tus prótesis mamarias.

Dos días después… le comento a mi novia que algo bueno va a llegar, lo que le animó bastante, mientras tanto yo currando sin parar y dejando a un lado la tan preciada cervecita y charla con los amigos de los viernes tras acabar el curro, que sin duda es una de mis mayores satisfacciones que nos dan mucha vida pero bueno, todo esfuerzo es poco por recuperar la felicidad de mi novia.

Pues bien, ese tan ansiado día llegó y todos felices, mi novia recuperó el ánimo, y yo con 4000€ menos, pero al fin y al cabo contento por ella y deseando de llegar a casa para probar el nuevo material. La noche increíble, decir que pasó unas semanas y todo iba bien excepto el cambio de estilo en la vestimenta de mi novia, el cual daba pie a la imaginación a más de un hombre, cosa que no me hacía gracia, pero por una parte me enorgullecía que otros se quedaran boquiabiertos a su paso.

Tras unos días, me doy cuenta que cada vez muestra más interés en salir con las amigas y menos conmigo, a mí no me hacía ni chispa de gracia pero no me quedaba otra que aguantar. Y Pum! Ese día que no quieres que llegue jamás, llegó!! Una nota en la mesa diciendo “Cariño gracias por todo pero necesito experimentar nuevas cosas, conocer gente…”, conocer gente, experimentar… esto que es!! Eso si, los 4000€ no los vi yo sobre la mesa. Muy lista ella.
¡Como bien dicen, a lo hecho pecho!

Después de lo sucedido no me queda otra que apechugar con ello. Lo único positivo que puedo destacar es que al menos me llevo el consuelo de haber jugueteado con esas bonitas pepas durante 4 semanas, vamos el consuelo del tonto porque disfrutar, más bien, lo harán otros.

Patrocinador
¡Coméntanos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 13 =

Tendencia