Connect with us

Deportes

Muere en el GYM tras ingerir un batido de proteínas con 7 veces la dosis diaria recomendada

Publicado

el

Andrés Mateu LaHoz, bellísima persona, querido por todos en su barrio, y amigo de sus amigos, fallecía repentinamente en el vestuario de su gimnasio tras ingerir un batido de proteínas con 7 veces la dosis diaria recomendada. Andrés, que según su entorno, se encontraba en la fase de musculación pre veranito, “llevaba varias semanas alimentándose a base de batidos”, y su afán y obsesión por conseguir un “cuerpo perfecto” le llevaron a morir por una supuesta sobredosis de proteínas y carbohidratos.

Con 73 kilogramos de peso, y más bíceps que cerebro, Mateu LaHoz vivía por y para su cuerpo, no trabajaba, no estudiaba, no follaba, “solo hacia mancuernas y se la pelaba como un mandril”, confiesa su madre entre lagrimas. Fue el monitor de Zumba quien dio la voz de alarma a los servicios de emergencia tras entrar a cagar al vestuario entre clase y clase y encontrarse a Andrés yaciente en el suelo, semidesnudo y sin pulso.


Los sanitarios de la ambulancia no pudieron hacer nada por salvar su vida, y llamaron al juez fúnebre para que levantara el cadáver y certificara la hora del fallecimiento. Los hechos tuvieron lugar la tarde de ayer en un conocido centro deportivo de Zaragoza, el alcalde de la ciudad ya ha declarado 3 días de luto oficial y ha colocado las banderas a media asta.

Patrocinador
¡Coméntanos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + 20 =

Tendencia