Connect with us

Salud

Ingresado con un bloque de hormigón en el pene tras intentar fabricar un molde de su miembro

Publicado

el

Compartir

Un joven no muy cuerdo era ingresado la noche de ayer con el pene incrustado en un bloque de 4 kilos de hormigón. Los hechos tuvieron lugar a las 21:00 de la noche en el Hospital Valdecilla de Santander, cuando la víctima llegó en su propio vehículo al hospital tocando el claxon y pidiendo auxilio, “¡Se me cangrena el pito! ¡Se me cangrena el pito!”, gritaba una y otra vez desesperado.

“De repente vimos entrar a un hombre en la sala de espera sin ropa en la parte de abajo y con un bloque perfecto de hormigón entre las piernas. Durante unos segundos creímos que se trataba de una broma, pero luego ya vimos que no y le dejamos pasar primero. Su pene estaba en peligro”, relata una de las afortunadas de acontecer la macabra escena.

Tras la buena acción de otros enfermos, que llevaban allí esperando 9 horas y media para ser atendidos. Los médicos se hicieron cargo del individuo fetichista y le salvaron el pene de una muerte segura tras 2 horas y media de minucioso trabajo con la rotaflex. De hecho tuvieron que inyectarle anestesia en el glande por si acaso se le iba la cuchilla a uno de los doctores.

El calvario que pasó no fue pequeño, “llegué a temer por la vida de mi soldado. Pero finalmente todo ha quedado en un susto gracias al buen trabajo de todo el cuadro médico”.

Según confesó posteriormente, “estaba tratando de fabricar un molde” de su miembro para clonarlo tantas veces como quiera.

El muchacho quería elaborar cientos de penes de silicona idénticos al suyo para regalárselos a sus rollitos, venderlos por Wallapop, o incluso sortearlos entre los amigos de Facebook, “Tengo un aparato increíble, ni muy grande ni muy pequeño, estrecho por arriba y ancho por abajo con cierta inclinación por culpa de la gravedad”.

El fatal error de la víctima fue introducir el miembro en el bloque de hormigón fresco y quedarse ahí “10 minutitos”, según dice. Y es que en las instrucciones dice perfectamente que en caso de querer fabricar moldes hay que introducir el objeto deseado tan solo 4 minutos. “Pensé que por un ratito más no pasaba nada. Llevaba tiempo sin mojar y la verdad que estaba agustito a esa temperatura”, se ríe.

Compartir
Patrocinador
¡Coméntanos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia