Connect with us

Salud

Joven sufre un coma etílico tras beberse 23 chupitos de Jäger durante la hora feliz

Publicado

el

Un joven de 18 años más tonto de lo habitual ha sido ingresado este sábado en el hospital de Fuenlabrada tras beberse 23 chupitos de Jägermeister durante la hora feliz. Una llamada anónima al 112 alertó de que el muchacho se encontraba semiinconsciente en las inmediaciones de una famosa discoteca de la ciudad después de haber ingerido ese gran numero de chupitos en menos de una hora. 

El joven fue hallado semidesnudo junto a varías bufandas del Getafe C.F y varias velas encendidas, “como si alguien hubiera hecho un ritual satánico con él”, según confesaron diferentes sanitarios. Los servicios sanitarios le encontraron con una intoxicación etílica grave y le trasladaron al Hospital Universitario de Fuenlabrada, donde ha quedado ingresado en la unidad de hemodinámica. 

En un principio, el dispositivo de emergencias señaló que el adolescente había ingresado en situación de coma etílico, un extremo que finalmente ha desmentido tanto el 112 como sus familiares y amigos; “sólo se encontraba un poco mareado pero a la prensa le gusta mucho mentir”, dijo su madre ante los medios. Una madre que jamás reconocerá que el bueno de su hijo es un puto borracho que se gasta la paga en chupitos, “la culpa es de sus amigos que le llevan por el mal camino”, añadió.

Un portavoz de la Consejería de Sanidad asegura que la llamada de socorro la hizo un hombre con voz de pito del entorno del afectado, sin especificar más. En cualquier caso, el citado portavoz ha descartado que la culpa fuera del Jägermeister, y achacó su mal estado a una hamburguesa de 1 euro que previamente compró en el McDonald. El director del hospital quiso recordar que cada vez se dan mas casos de descomposición por culpa de mezclar licor barato con carne podrida; “el truco está en cenar bien antes de salir de casa”, apuntó.

Según sanidad, el muchacho ha sido dado de alta a las 6 de la mañana de este domingo. También  puntualiza que la ingesta de alcohol no fue tan desmesurada, y que los jóvenes de hoy en día pueden aguantar 23 chupitos sin apenas cantearse. Desde el dispositivo de Emergencias, señalaron que el joven de Fuenlabrada reconoció tras despertar que no es la primera vez que ingiere dicha cantidad de alcohol, por lo que la hipótesis de la hamburguesa en mal estado cobra cada vez más fuerza.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Patrocinador
¡Coméntanos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + diecisiete =

Tendencia

Copyright © 2018 Cerebrother. Todos los derechos reservados a sus respectivos dueños. Web desarrollada por IOB Marketing™ .