Connect with us

Televisión

Fuerte discusión en First Dates tras presentarse la novia de uno de los concursantes

Publicado

el

En el último programa de First Dates se vivieron momentos muy tensos después de que la novia de un concursante se presentara en el restaurante para montarle el pollo y llamarle de todo; “Picha floja”, “Nenaza”, “Acomplejado”, “Botabate”, o “Mascachapas”, entre otras. Twitter estalló en contra del concursante y se decanto claramente del lado de la cornuda.


Isaac y Astrid disfrutaban de una velada “casi perfecta” hasta que apareció la parienta del muchacho, Fernanda, rompiendo drásticamente una armonía envidiable; “¡eres un puto cerdo mal nacido cabrón de mierda!”, le gritaba mientras le abofeteaba con la servilleta aun llena de salsa de marisco. La cara de Isaac lo decía todo, más rojo que un tomate y con fuerte tic nervioso en el ojo aguantó el chaparrón ante las miradas de todos los extras del programa.

La cornuda pidió permiso a la redacción de First Dates para interrumpir la cena de su novio tras demostrarles que comparten una relación desde hace más de 3 años. Para ello presentó ambos perfiles de Facebook e Instagram al equipo, además de varias conversaciones amorosas, “la última del día anterior a la grabación”, explican desde Mediaset. 


Fernanda detalló a los colaboradores que se enteró de que su novio iba a grabar en First Dates porque se lo dijo un amigo suyo. Nada mas conocer el plan de Isaac para ganar 150 míseros euros, se trasladó hasta el lugar de grabación y esperó a que su pariente se sentara a conocer a otra chica. No habían pedido el segundo plato y Fernanda salió a escena pisando fuerte con un claro objetivo, ridiculizar a su novio.

Carlos Sobera se vio obligado a mediar entre los gritos y golpes, invitándoles de manera muy educada y varonil a abandonar el restaurante por la puerta de atrás, (donde matan a los gatos que luego ponen en el plato). En cambio Astrid se fue rápidamente a llorar al baño, donde las cámaras de vigilancia la filmaron llorando desconsolada entonando el típico cántico femenino de; “¡Todos los hombres son iguales!”.

Tendencia