Connect with us

Salud

Un joven en estado crítico tras inhalar una ráfaga de pedos vaginales de su novia

Publicado

el

Un joven de 22 años de Almería se encuentra hospitalizado en estado crítico después de sufrir un accidente mientras tenía relaciones íntimas con su pareja, en el municipio de Cúllar. Los hechos sucedieron ayer, cuando sobre las 22:30 horas la novia alertó a los servicios de emergencia de que su novio se había desplomado en el suelo y que no podía respirar por culpa de haber estado practicando “Sniffing Pussy’.


‘Síniffing Pussy’, oliendo chochos literalmente traducido, es una actividad que se está poniendo de moda entre los jóvenes, y que consiste en provocar pedos vaginales haciendo contracciones con el vientre después de ingerir unas píldoras,  y para que la otra persona inhale el gas recién salido del cuerpo. En primera instancia los tele operadores del 112 no entendieron esa palabra, por lo que tuvieron que buscar en google para ver de que se trataba. Una vez conscientes del grave peligro de la situacion decidieron enviar una ambulancia sport con 5 enfermeros recién salidos de la uni.


Al lugar de los hechos acudieron varios sanitarios en una ambulancia tuneada y rescataron al joven a punto de asfixiarse, y fue trasladado “a toda pastilla” a ritmo de Canelita hacia el hospital clínico de Almería, donde lo estabilizaron y ahora  permanece en estado crítico. A su llegada, los profesionales le encontraron un nivel de liquido preseminal en sangre 5 puntos más de lo permitido por la OMS, y que le provocó una parada cardiorrespiratoria prácticamente cri-criminal. “De haber llegado 5 minutos más tarde estaríamos hablando de una víctima mortal. Somos la polla”, dijo uno de los héroes, que sostuvo la camilla 5 segundos.

Los síntomas son similares a los de las setas alucinógenas; Subida del estado de ánimo, excitación, las ideas fluyen, risa, cachondeo, todo de puta madre killo. Pero inhalar flatulencias directamente del chumino es mucho más peligroso que hincharse a setas, ya que es muy difícil dosificar la cantidad perfecta para conseguir un buen colocón. Por lo que un pedo mas potente de lo normal puede provocar daños fatales en la persona que amas. Si el efecto es adverso puede originarse diarrea leve, fiebre, aumento de los pulmones hasta limites inimaginabes, paradas cerebrales sistemáticas parciales, y conversión al Islam.

Los expertos en la materia, y diferentes sexólogos/as del país han advertido durante varios años del peligro de ésta practica, advirtiendo de que los gases vaginales pueden ser altamente tóxicos, o incluso mortales. De hecho se sospecha que ya ha habido varias muertes en la china profunda por este motivo, pero los medios de comunicación no lo hacen público si no consiguen la autorización del gobierno comunista dictador.

Tendencia