Connect with us

Sucesos

Una mujer se queda sin gasolina después de dar 450 vueltas a la misma rotonda

Publicado

el

Una conductora desorientada se ha convertido en el hazme reír de un pueblo de Almería tras quedarse sin gasolina al dar 450 vueltas a la misma rotonda. Los hechos ocurrieron el pasado domingo en el pueblo almeriense de Vélez-Rubio desde las 15:00 horas hasta las 16:45 aproximadamente. Con el paso de los minutos iba llegando cada vez más gente, hasta que alrededor de un centenar de personas rodearon la glorieta para vitorear a la conductora.

La protagonista de esta historia es Francisca Gutierrez, tiene 47 años y es natural de Ontinyent (Valencia). Paqui, así prefiere que la llamen, accedió sin prejuicios a ser entrevistada por un medio local mientras un vecino le hacía el favor de ir a por gasolina para su Ford Fiesta. “Estoy muy avergonzada, pero quiero dar las gracias a todos los que han venido a apoyarme. No he contabilizado las vueltas que he dado, pero un señor me ha dicho que 450. Estoy algo mareada”, declaró.

“Al principio pensábamos que se trataba de una psicópata al volante, después se rumoreaba que era una piloto de rally que estaba intentando superar un récord. La gente no sabía muy bien que pasaba pero allí estábamos todos animando. Hasta que finalmente la mujer bajó la ventanilla y comenzó a pedir auxilio. En ese momento nos dimos cuenta de que algo no iba bien”, relató un testigo para el Diario de Almería.

Según su relato, el GPS le indicó que había llegado a su destino, pero asegura que cuando llegó a la rotonda de ‘Bienvenido a Vélez Rubio’ se quedó bloqueada sin saber que hacer. Dicha glorieta tiene un diámetro de 25 metros, 4 salidas, y se tarda 15 segundos aproximadamente en completar una vuelta. “Empecé a girar y girar y girar y desconecté. Parecía que el tiempo no pasaba. Luego volví en sí pero no sabía que salida tomar”.

Paqui confesó que no es muy asidua a coger el coche, de hecho dijo que el vehículo no era suyo, si no de su hermano. No obstante condujo sin problemas las 3 horas que separan Ontinyent de Vélez-Rubio. El motivo del viaje era ver a una de sus tías, y aunque siempre hacía este trayecto una vez al año en autobuses o Blablacar, esta vez optó por pedirle el coche a su hermano. “En tiempos de Franco no había tanta rotonda”, ironizó Paqui al finalizar la entrevista.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Patrocinador
¡Coméntanos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 3 =

Tendencia