Connect with us

Salud

Le pillan borracho al volante y se hace pasar por sargento de la Guardia Civil

Publicado

el

Un hombre de 41 años, bastante gordo por cierto, iba a ser detenido en Segovia tras triplicar la tasa de alcohol permitida al volante de su Citroen Saxo y hacerse pasar por sargento de la Guardia Civil para librarse de la multa. El detenido, que responde a las siglas G.G.V, sacó una placa falsa de la guantera y se identificó como el sargento Guzmán Valbuena, de los GEDEX (Grupos Especialistas en la desactivación de Explosivos). 

Inmediatamente los agentes de la Policía Local de Segovia comprobaron que los datos proporcionados eran ridículos, y procedieron a realizarle la primera prueba de alcohol y drogas. “Un respeto que soy Guardia Civil. Os voy a encarcelar a todos si me hacéis soplar”, decía aun con fuerte aliento a Whisky Dyc 8, o uno similar.

Primer intento de la prueba de alcoholemia fallido, y el detenido se negó a volver a realizarla sin la presencia de la Guardia Civil, además se negó también a chupar la piruleta anti drogas. “¿Me veis a mi cara de drogarme? Poneros firmes para hablar conmigo”, seguía erre que erre. Como el individuo no cambiaba de actitud, la Policía Local pidió refuerzos a la benemérita, y una vez allí, el detenido se volvió a presentar como un compañero del cuerpo.

 “¿Me recordáis?, soy el sargento Valbuena”, les suplicaba mientras arrimaba el morro a la maquinita por segunda vez. Esta vez con cara de niño bueno. Además, G.G.V comenzó a contar “batallitas” de cuando estaban en la academia para intentar ganarse la confianza de los agentes mientras esperaba el resultado. Un resultado que acabaría dando 0.90 de alcohol en sangre, y cannabis en la prueba de consumo de drogas. “Entre bomberos no nos pisemos la manguera compañeros”, seguía replicando para librarse de la multa.

Fuentes policiales han asegurado a Efe que G.G.V no es Guardia Civil ni lo ha sido nunca, de hecho han demostrado que regenta una frutería de mala calidad en la avenida Gerardo Diego de Segovia y que no tiene la E.S.O. Tras este incidente será imputado por dos delitos, uno de atentado contra la seguridad vial y conducción temeraria, y por otro lado, el de suplantación de identidad de un agente de los cuerpos de seguridad del estado.

Los hechos ocurrieron a las 2 de la madrugada de ayer durante un control de alcoholemia dirigido por la Policía Local de Segovia en el Paseo Conde de Sepúlveda. Hasta allí se desplazó una grúa del deposito municipal para llevarse el coche del detenido, que finalmente fue puesto a disposición judicial y metido en los calabozos hasta nuevo aviso. 

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Patrocinador
¡Coméntanos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =

Tendencia