Connect with us

Relatos

«El otro día fui a cagar sin móvil y me percaté de que mi baño tiene 563 azulejos»

Publicado

el

Siempre voy a cagar con mi Samsung Galaxy 7. Es una Ley incrustada en mi cerebro. Mientras defeco juego unas partidas al Golf Battle, o bien escribo unos Whatsapps a mis colegas. Eso el día que no les paso una foto de mis gallumbos a la altura de los tobillos, que si tiene mancha de ron canela mejor que mejor. Otros días me toca recibirla a mí, somos unos guarros, no nos juzguen. 

Pero el otro día me ocurrió algo inaudito. Salí de trabajar con Jordan colgando del aro, como casi siempre, soy un reloj, pero sufrí los 20 minutos de coche como nunca. Prometo que desee la muerte en cada maldito semáforo. Parecía que tenía un niño dentro queriendo salir, os lo juro. Al llegar a casa entré corriendo al baño, obviamente, y ahí me esperaba el retrete, Rafael le llamo. Siempre tan reluciente, pero esta vez con un poco de orín del día anterior. Me siento y ¡Plof!, mate de Jordan. Parecía fácil, o eso creía hasta que me percaté de que el segundo ladrillo tardaría en llegar.

A problemas, soluciones, pensé… Pues caco el móvil y unas partiditas al Golf, plan me perfecto, me aguardaban 30-45 minutos dando de comer a Rafa. Pero de pronto me doy cuenta que con las prisas me dejé el móvil en el coche, ¡Mierda! ¡Fuck Off!, grité al techo. Situación nueva para mí, defecar sin teléfono. Tenía que improvisar, el tren no quería salir y me puse a contar azulejos. ¡563 exactamente!, contando los del suelo que son más grandes. Tengo que reconocer que cuando iba por la mitad ya era consciente de que no había más mierda que vaciar, pero quise terminar el reto improvisado y contar todos los putos azulejos. ¡563! ¿No es maravilloso?.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Patrocinador
¡Coméntanos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =

Tendencia